Nicolás Russo, referente del Comité Ejecutivo de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y presidente de Lanús, informó esta tarde que “el fútbol argentino vuelve a Fase 1” a raíz de la exponencial suba de contagiados de coronavirus en el país. “Es imposible parar el campeonato o suspender partidos, porque no hay fechas”, afirmó el presidente de Lanús y vocal de AFA.

"Hay que tratar de no parar el fútbol de Primera División y las categorías de Ascenso. Estamos en un momento muy difícil. Cada uno desde su lugar tiene que aportar para generar las medidas", indicó Russo en declaraciones a Doble Amarilla en la salida del edificio de la casa del fútbol argentino. “Estamos en un momento muy difícil y todos tenemos que aportar. Por eso volvemos a tomar los recaudos que teníamos el 10 de agosto”, subrayó. 

Las medidas más importantes, abarca que los jugadores a la hora de viajar a los entrenamientos lo hagan en sus autos particulares, además no se bañarán en los predios. También es probable que vuelvan las prácticas en grupos separados y también se eliminarían las concentraciones en el día previo al partido.

Con respecto a los allegados en las canchas, se reducirá la cantidad de personas autorizadas a ingresar a los estadios. “Nadie puede estar con un revolver atrás de cada club o dirigente”, manifestó sin vueltas Russo sobre el comportamiento de todos los que integran el mundo del fútbol.

AFA on Twitter

El comunicado de la AFA

La Asociación del Fútbol Argentino, a través de su Comité Ejecutivo, expresa su profunda preocupación en atención a la cantidad creciente de casos de Covid 19, tanto en la sociedad como en los diferentes equipos de nuestro fútbol. En consonancia con los lineamientos de la política sanitaria llevada adelante por el Gobierno Nacional, esta asociación insta a los clubes, jugadores y jugadoras, miembros de las instituciones y a toda la familia del fútbol en general, a cumplir de forma estricta con los protocolos sanitarios oportunamente aprobados.

La AFA, a partir de los próximos días, realizará inspecciones para corroborar el exhaustivo cumplimiento de todas las medidas. De no cumplirse las mismas, se elevará un informe al Tribunal de Disciplina a fin de que obre conforme su competencia.