Rodolfo Suarez decidió reprimir la multitudinaria movilización que ayer arribó a la capital mendocina. Hubo corridas y gases lacrimógenos.

Se trató de la marcha más multitudinaria de la historia de esa provincia. Con el lema "el agua de Mendoza no se negocia" miles de mendocinos se oponen a la reforma de la Ley 7.722, aprobada por la legislatura el pasado viernes, que habilitó la actividad minera con el uso de sustancias químicas.

El objetivo de la manifestación, que sumó la adhesión de vecinos de todas las localidades de Mendoza, es que el gobernador, Rodolfo Suárez, vete la ley.

En este marco, la senadora nacional y ex candidata a la gobernación Anabel Fernández Sagasti expresó: “Uno de los límites que planteé claramente es que se deje que la gente se exprese y se los escuche. Si el Gobernador @rodysuarez elige el camino de la represión, estaré siempre en la vereda opuesta. Siempre iré por el diálogo, la razonabilidad y los consensos. El clima social merece dirigentes a la altura de la circustacias. Gobernador sea responsable”.

Hay al menos 16 personas detenidas y decenas de heridos. 

Anabel Fernández Sagasti on Twitter

Fuente: Política Argentina