Luego de una reunión entre el Gobierno, la CGT y empresarios, se acordó esta tarde el pago de un bono de 5.000 pesos en dos cuotas para los trabajadores del sector privado y público y acordaron volver a reunirse en los próximos días para terminar de definir la medida.

Según Clarín, Gustavo Weiss, titular de la Cámara de la Construcción, indicó a la salida de la reunión realizada en el sindicato de Sanidad: "Fue una muy buena reunión, se avanzó bastante en ver la posibilidad de un bono que recomponga parcialmente el salario de los trabajadores". Además, el empresario sostuvo que se tratará de dos bonos de 2.500 pesos. Según la información publicada por Clarín, se pagarán en noviembre y en enero del 2019.

En representación del Gobierno, estuvo presente el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, quien volverá a encabezar otro encuentro con sindicalistas y empresarios en los próximos días.

Por su parte, el titular de la CGT Héctor Daer aseguró que la central podría "reconsiderar" el paro nacional si el bono que se discute con el Gobierno se implementa por decreto y de manera obligatoria para todos los trabajadores.

"Esperemos que mañana tengamos el decreto con la letra chica para analizarlo este jueves en la reunión del Consejo Directivo de la CGT", sostuvo Daer al retirarse la reunión, al tiempo que admitió que la CGT podría "reconsiderar su postura" si el bono tiene "carácter imperativo y universal".

El sindicalista señaló también que, en la reunión con el ministro de Producción, Dante Sica, y el secretario de Trabajo, Jorge Triaca, se analizó también la posibilidad de implementar de manera obligatoria una instancia previa a un despido.

Según indicó, sería una audiencia en el Ministerio de Trabajo siempre que una empresa disponga el despido de un trabajador, a fin de intentar que se revea la situación.