En un contexto de aislamiento social producto del DNU con medias de emergencia para prevenir el Covid-19 que dictó el presidente días atrás, este lunes los ministros de Economía, Martín Guzmán y de Trabajo, Claudio Moroni, informaron en conferencia de prensa una lista de beneficios con foco en los monotributistas, los trabajadores autónomos y los del sector informal.

“Como dijo el presidente la prioridad número uno es la salud”, comenzó el ministro de Economía. Más adelante defendió la cuarentena obligatoria, y explicó que la principal consecuencia, es que "La actividad económica se reduce fuertemente y deja a mucha gente que depende del día a día, de la demanda, en una situación de angustia y desesperación". En ese sentido, completó, "Lo que nosotros estamos haciendo es que toda persona que viva e la Argentina queda protegida en esta situación de crisis". 

Como primera medida, anunció "la creación de un ingreso familiar de emergencia para los trabajadores independientes en situación de informalidad o monotributistas categorías A y B, entre 18 y 65 años”, explicó.

Se trata de “un pago único, en principio durante abril, de $10.000 que podría repetirse si las circunstancias lo ameritan. Llegará a familias que no hayan quedado protegidas por otras prestaciones". El alcance de la medida se proyecta en 3,6 millones de personas.

Por su parte, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, señaló: “Estamos llegando con el estado al sector que en esta situación de emergencia no tiene ninguna posibilidad de seguir con su trabajo. Este universo de trabajadores vamos a definirlo a través de la familia, es decir, cuando su familia no tiene ningún otro ingreso. Va a ser un sistema muy simple”.

Anteriormente, el gobierno había anunciado una lista de políticas económicas enfocadas en pymes, que incluyó seguro de desempleo, salarios privados a cargo del Estado, precios máximos y la puesta en marcha de un nuevo Procrear.