El gobierno de Alberto Fernández apeló el fallo del juez Fabián Lorenzini que ordenó la restitución de los directores de Vicentin y desplazó como veedor a Gabriel Delgado, el titular de YPF Agro que eligió el gobierno para llevar a cabo la intervención para luego avanzar en la expropiación de la empresa.

El plazo para la apelación vencía este mediodía y ahora el Juez Civil y Comercial N° 2 de la ciudad de Reconquista debe decidir si hace lugar o no al planteo.

Con esta medida, el gobierno nacional no renuncia a la medida de la intervención nacional de la empresa que recibió millones de créditos por parte del macrismo y presentó su quiebra en diciembre del año pasado, dejando una deuda a miles de productores y a la banca pública.

De esta manera, la Casa Rosa insiste en remover a los directivos de Vicentin y, por otra parte, analiza la propuesta del gobernador de Santa Fé, Omar Perotti, para conformar una empresa mixta con la integración de cooperativas y otros actores de la producción de esa provincia.