El presidente Alberto Fernández aseguró que está a disposición de los gobiernos de Bolivia y Uruguay para ayudar "en lo que pudiera" para que esos países puedan obtener la vacuna contra el coronavirus, ya sea de Rusia o China.

"Hablé con el canciller de Uruguay, mi amigo (Francisco) Pacho Bustillo, y hablé con el presidente de Bolivia, Luis Arce, y a los dos les dije que a lo que yo pudiera ayudar que contaran conmigo", reveló Alberto Fernández en "El fin de la metáfora", por Radio 10.

"Les dije que estaba a disposición para ayudarlos y generé los contactos necesarios para ayudarlos a obtener la vacuna. Me limité a ellos dos porque son los que me lo pidieron, quiero aclarar, no es que los elegí yo. Vamos a ayudar, a ellos y a quienes lo necesiten", señaló el mandatario, que asumió hace poco la Presidencia pro témpore del Mercosur.

Con el primer cargamento de la Sputnik V en el país y a punto de ser distribuido para su aplicación al personal de Salud, Alberto Fernández se refirió a la "multilateralidad" de las negociaciones argentinas para obtener la vacuna contra el coronavirus, que según él fueron criticadas.

"Nosotros avanzamos cuando otros se quedaron la multilateralidad", convino el Presidente, quien aseguró que Argentina forma parte de un grupo de "menos de 10" países que pudieron acceder a las primeras dosis de vacunas contra el coronavirus.

Fernández pidió no dejarse "llevar por una guerra geopolítica" en torno a la fabricación de la vacuna y sostuvo que todos los laboratorios que están desarrollando las dosis "son de primer nivel".

El Presidente también cuestionó el "condimento despectivo sobre un instituto mundialmente reconocido que acumula varios premios Nobel en su historia", en alusión a las críticas que le hacen a la vacuna Sputnik V.