Jorge Paredi, intendente de Mar Chiquita, anunció que recibió la autorizacion del Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación para la reactivación de las 112 viviendas que paralizó la ex gobernadora María Eugenia Vidal a pocos días de asumir, en 2015. 

"Más de cien familias cumplirán el anhelo del techo propio. A su vez, tomamos la determinación de priorizar a los contratistas locales para generar trabajo todo el año en las 100 viviendas de Coronel Vidal y las 12 de Vivoratá", informó el jefe comunal en las redes. 

El intendente subrayó que “la obra pública es un gran motor en la economía. En estas 112 viviendas, el municipio potenciará a los contratistas locales para generar trabajo todo el año. La decisión refleja un estado presente, que gestiona y promueve nuevas fuentes laborales”.

En cuanto a los planes de vivienda que recibió el gobierno de Axel Kicillof, en declaraciones al portal Diputados Bonaerenses, el subsecretario de Obras públicas, Ernesto Selzer, que integra la cartera que conduce Agustín Simone explicó que la “herencia” de la administración de María Eugenia Vidal fueron 6.011 viviendas paralizadas en territorio bonaerense. 

“Lo que encontramos fueron obras paralizadas y deudas. En viviendas había una deuda $550 millones, sin actualizar por inflación, y contratos convenios no pagados por $6.800 millones”, explicó Selzer.

Al ser consultado por los motivos que llevaron al Gobierno de Vidal a abandonar las viviendas, el Subsecretario señaló que “hubo un desprecio muy grande por los más necesitados y los trabajadores”.

En este contexto, el pasado 29 de septiembre el Gobernador presentó la puesta en marcha del Plan Bonaerense de Suelo, Vivienda y Hábitat que prevé una inversión total de $190.186 millones en la Provincia. 

“El problema habitacional no es un tema coyuntural, es un tema estructural, histórico y profundo, al que hay que darle una respuesta multidimensional”, manifestó el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof.

En ese entonces, el jefe provincial explicó que el Plan Bonaerense de Suelo, Vivienda y Hábitat implica, además, la creación de la “Unidad Provincial de Tierra y Vivienda” que tendrá como objetivo coordinar las políticas de generación de suelo urbano y desarrollo de soluciones habitacionales en la Provincia.

Dicha unidad será coordinada por el Ministerio de Gobierno; y estará integrada por los ministerios de Infraestructura y Servicios Públicos, Desarrollo de la Comunidad, Hacienda y Finanzas, Justicia y Derechos Humanos; así como también por la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA) y el Organismo Provincial para la Integración Social y Urbana (OPISU).