El ministerio de Seguridad bonaerense desafectó a los policías que participaron de la represión a trabajadores del Frigorífico Penta, en la localidad de Quilmes. Además aseguran que habrá una investigación acerca de lo sucedido.

Los trabajadores se encontraban reclamando por la reincorporación de 240 operarios despedidos, la reapertura de la fábrica y el pago de salarios, cuando fueron reprimidos con balas de goma por fuerzas de Seguridad. Algunos trabajadores resultaron heridos. 

La intendenta local, Mayra Mendoza, repudió la represión policial. "El Municipio de Quilmes manifiesta su repudio a los hechos de represión hacia los trabajadores", aseguró en redes sociales. 

Mayra Mendoza ☀️ on Twitter

Por su parte, desde la Federación de Sindicatos de Trabajadores de la Carne y Afines (Fesitcara) adelantaron que para el lunes próximo habrá un paro nacional de actividades de 24 horas en todas las plantas frigoríficas del país en repudio a la represión producida hoy contra los obreros del frigorífico Penta de Quilmes. 

"Hay más de 20 compañeros heridos, cinco de ellos internados en el Hospital Sub-Zonal Materno Infantil Dr. Eduardo Oller de Francisco Solano", detallaron en un comunicado.