Tras una semana cargada por el debate de la posible actualización de tarifas, trascendidos confirmaron que el Gobierno pesificará la remuneración que reciben las generadoras de energía eléctrica. El peso de este segmento para el costo para los hogares residenciales representa el 50% del monto final que aparece en la boleta.

Según publicó el portal El Destape, el Ministerio de Desarrollo Productivo que conduce el ministro Matías Kulfas, anunciará en los próximos días una resolución que reducirá y desdolarizará los ingresos de las generadoras de energía "spot". Además, se dispondrá la pesificacion de las remuneraciones hacia las centrales hidroeléctricas binacionales.  

Con esta modificación en las reglas del Mercado Mayorista Eléctrico, el costo caerá aproximadamente de 69 a 60/62 dólar por megavatio-hora (MWH). En consecuencia, significará una baja importante para el Estado. Cabe destacar que el sistema eléctrico se compone de tres áreas: generación, transporte y distribución.

El segmento de la generación de energía tiene un impacto del orden del 50% en la factura de electricidad que llega a los hogares. La decisión que tomó el Gobierno en medio de los rumores sobre una inminente suba de las tarifase tendrá un impacto superior a los U$S 300 millones anuales en la recaudación de las empresas.
 
Según los trascendidos, la medida fue una iniciativa propuesta por el propio Kulfas y alcanzará a la generación vieja o spot, comprendida en la Resolución 1, que recibe una remuneración definida por la autoridad de aplicación. La normativa en cuestión fijaba para 2019 un desembolso de U$S 1.344 millones, mientras que la nueva propone U$S 1.026. En definitiva, la reducción será de U$S 318 millones, casi el 24% en promedio.

Asimismo, entre 2015 y 2018, la cifra que recibían las empresas aumentó un 60%, a partir de una decisión de la administración del expresidente Mauricio Macri.
 
Con las nuevas directivas -que serán oficializadas en el Boletín Oficial en las próximas horas- la generación de las centrales hidroeléctricas binacionales se pesificarán pero no se bajará su remuneración. La medida será aplicada para las transacciones correspondientes a febrero 2020 inclusive.