El Gobierno terminará inyectando unos 100.000 millones de pesos al consumo interno antes de que finalice el año para intentar frenar la baja de la demanda.

Así lo aseguró Alberto Fernández en una entrevista radial al rechazar que la ley de Solidaridad y Reactivación Productiva vaya a ejercer un ajuste sobre los sectores más vulnerables.

"Hay que decir la verdad. Esta semana ha pasado algo increíble. Nosotros llegamos. Estamos volcando 100.000 millones de pesos para el consumo de los sectores más postergados y hambrientos de la Argentina. Estamos acordando con empresarios, sindicalistas y el campo para que esto no suba los precios y se vuelva un circuito virtuoso. Hacemos eso y dicen que saqué una ley de ajuste. Yo no puedo creerlo", dijo.

Fuente: Portal de Noticias