El gobierno de facto de la presidenta de facto Janine Áñez ordenó este miércoles la detención de Evo Morales, quien se encuentra en Argentina en calidad de refugiado político. Se lo acusa de  los supuestos delitos de sedición y terrorismo.

La orden firmada por los fiscales de La Paz, Jhimmy Almanza y Richard Villaca, que ordena a fiscales, policías y/o funcionarios públicos que "aprehenda y conduzca al señor Juan Evo Morales Ayma, ante las oficinas de la fiscalía".

El ministro de Gobierno de la dictaura boliviana, Arturo Murillo, difundió en su cuenta de Twitter una fotografía del documento de la fiscalía. Fue precisamente esta autoridad quien presentó la denuncia ante el Ministerio Público el 22 de noviembre pasado.

Morales fue derrocado por los militares de su país el 10 de noviembre por la profunda crisis política desatada a raíz del infundado informe de la OEA contra las elecciones del país transandino. 

El mandatario que fue obligado a renunciar había ganado por un amplio margen la primera vuelta.