Tras el golpe de 1955, los bienes del presidente democrático destituido Juan Perón fueron decomisados, exhibidos, inventariados y luego depositados en el entonces Banco Municipal, que luego se transformó en el Banco Ciudad. Ahora, una histórica decisión del gobierno nacional estableció que esos objetos son "de interés nacional". 

Entre los bienes hay corbatas del ex presidente, mocasines, 730 joyas de Evita, armas, los estribos, cabezadas inicialadas, mesitas de apoyo, medallas, vajilla, gemelos, un biombo de oro regalo de Mao, entre otros obsequios y cartas, etc. Según algunos investigadores, constituyen sólo una pequeña porción del patrimonio originario.

En los últimos años, esos bienes fueron objeto de una pelea judicial a cargo de Mario Rotundo, titular de la Fundación por la Paz y la Amistad de los Pueblos, quien asegura que Isabel Martínez, viuda de Perón, había donado los bienes a esa organización en 1990. 

El conflicto judicial llegó a su final ahora, cuando el pasado 12 de agosto, en el Boletín Oficial, se publicó el decreto nacional 511/2021 con la firma de Alberto Fernández, Santiago Cafiero y Tristán Bauer, que da por finalizado cualquier intento de avance sobre estos bienes.