El presidente anunció que el Gobierno trabaja en un proyecto para dar respuesta a las demandas de los nueve millones de inquilinos en la Argentina y que sería tratado en el Congreso. Se trata de políticas focalizadas para los inquilinos, un sector que espera soluciones para afrontar la pandemia del coronavirus y su consecuente aislamiento social preventivo.

En diálogo con Telefé, el jefe de Estado aseguró que los vencimientos de los contratos, su extensión, la necesidad de muchos residentes de mudarse en plena cuarentena, los pagos mediante transferencia y posibles desalojos, son algunos de los puntos centrales a resolver lo antes posible.

En respuesta, Alberto confirmó que Vilma Ibarra, secretaria de Legal y Técnica, está trabajando en un proyecto del Poder Ejecutivo para congelar alquileres e impedir desalojos por 180 días. En cuanto a los créditos hipotecarios, buscarán prohibir ejecuciones y congelar cuotas, además del establecimiento de un sistema por el cual los ajustes se puedan prorratear en lo que queda de contrato o ahorro, dependiendo el caso.