El Gobierno nacional oficializó la renuncia de la jueza Elena Highton de Nolasco a la Corte Suprema de Justicia, que se hará efectiva a partir del 1 de noviembre, según el decreto publicado en el Boletín oficial. “Acéptase, a partir del 1° de noviembre de 2021, la renuncia presentada por la doctora Elena Highton de Nolasco al cargo de jueza de la Corte Suprema de Justicia”, expresa la normativa.

Luego de 17 años, la jueza Highton de Nolasco había renunciado a su cargo en la Corte Suprema el 30 de septiembre pasado, a través de una carta dirigida al presidente Alberto Fernández. “Tengo el agrado de dirigirme al Señor Presidente, con el objeto de presentar mi renuncia al cargo, con efectos a partir del 1 de noviembre del corriente año”, manifestó Highton de Nolasco  en la escueta y formal carta de renuncia.

Highton de Nolasco fue la primera mujer en integrar el máximo tribunal de justicia del país. La jueza había ingresado a la Corte Suprema en 2004, propuesta por el entonces presidente Néstor Kirchner.

Tras la salida de Highton de Nolasco de la Corte Suprema, y el fallecimiento de Carmen Argibay en 2014, la Corte se quedó sin mujeres en su composición, lo que resultó en un retroceso en las políticas de género.

La renuncia de Highton de Nolasco deja a la Corte en un empate de votos, que los cuatro miembros deben resolver a través de consensos, hasta que el Ejecutivo Nacional proponga nuevos miembros que cumplan con el trámite constitucional.

Los requisitos para convertirse en un nuevo miembro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación son tener más de treinta años y ser abogado con ocho como mínimo en el ejercicio de la profesión. Los miembros de la Corte son elegidos por el Presidente con el acuerdo del Senado nacional por dos tercios de sus miembros presentes, luego de que el candidato haya superado el período de observaciones.