La Comisión de Género de la Defensoría General de la Nación lanzó la campaña #NoEstásSola para difundir las herramientas a las que pueden acceder las mujeres que viven situaciones de violencia de género.

La iniciativa surgió en el inicio de la pandemia por Covid-19, y se mantuvo durante las etapas de aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO) y el posterior distanciamiento social preventivo y obligatorio (Dispo) dictados por el Poder Ejecutivo.

Entre las herramientas, en la web de la Defensoría se destacó especialmente el acceso a los servicios de asesoramiento y patrocinio para víctimas de violencia de género -dependientes de la Comisión-, que durante 2020 recibieron 1.654 consultas.

De esas consultas, en 700 oportunidades (41%) se otorgó patrocinio jurídico porque configuraban situaciones en las que correspondía la intervención del servicio, es decir que, en promedio, durante el 2020 se recibieron cada mes 136 consultas y se patrocinaron 56 nuevos casos.

A partir de las medidas de aislamiento y distanciamiento dictadas por el Poder Ejecutivo, el servicio implementó nuevas vías de consulta y comunicación: WhatsApp, correo electrónico, difusión del servicio por redes sociales, y permaneció activo durante todo el año.

Aun así, desde la Defensoría informaron que existió una disminución en la cantidad de consultas (37% menos) y de asunción de nuevos patrocinios (42% menos) con respecto al 2019.

Sin embargo, aseguraron que "la disminución de la formalización de denuncias no significa una disminución de la violencia, por el contrario, las consecuencias de la pandemia, como el aislamiento y la concentración de las tareas de cuidado, incrementaron el riesgo de violencia".

Para graficar la situación, detallaron que en "el mes en que hubo menor cantidad de solicitudes de patrocinio (abril), fue el que registró la mayor cantidad de femicidios (27), según datos del informe de la OM de la Corte Suprema".