El gobierno nacional asume la responsabilidad de controlar el precio de los alimentos, y por eso, desde este lunes, se pone en marcha acciones para contrarrestar el fuerte incremento del valor de los comestibles.

La secretaria de Comercio Interior, Paula Español, retoma estelunes una serie de reuniones con altos ejecutivos de las principales cadenas de supermercados y empresas de consumo masivo, para poder abordar el problema de lo que los argentinos destinan de su salario a llenar la heladera.

Según señalaron desde el área, el objetivo es que "la recomposición de los ingresos fortalezca el poder adquisitivo de los salarios y no se traduzcan en suba de precios de los bienes y servicios básicos".

Es que por las previsiones de diferentes consultoras, podría haber un incremento del 2,1% en el rubro de los alimentos y bebidas, lo que generaría un mayor impacto en el bolsillo de los consumidores, dado que son productos de primera necesidad.

La idea de la funcionaria Español, es crear una agenda común con los empresarios supermercadistas con el objetivo de que el incremento del consumo, forme parte de la reactivación económica, apuntalando la producción y la creación de empleo.

Es que para el Gobierno hay algunos ejes fundamentales para poner en marcha la rueda de la economía y el crecimiento del país, por lo que “el énfasis estará puesto en el cuidado del poder adquisitivo y la preservación del poder de compra, como prioridades de la gestión".

La reunión será a las 16.30 horas de hoy, donde se buscará establecer las reglas que permitirán en los próximos meses preservar la capacidad de compra en el mercado interno.

Cabe recordar que estas reuniones con los empresarios y CEOs de los mercados de consumo masivo se desarrollan desde la semana pasada.

“Queremos trabajar la en una agenda determinada de precios, que tiene como objetivo cuidar el acceso a los productos de la canasta básica de las y los argentinos y evitar que se produzcan abusos", enfatizaron desde la Secretaría.