El titular de la cartera de Economía de la Nación, Martín Guzman, aseguró que el Gobierno alcanzó un "entendimiento" con el Club de París para evitar la cesación de pagos de nuestro país.

A cambio, la Argentina pagará US$ 430 millones en cuotas hasta esa fecha, muy por debajo de los US$ 2.400 millones que habría tenido que desembolsar.

"En el período de 8 meses, en lugar de hacerse frente a los aproximadamente U$S 2.400 millones programados, se hará un conjunto de pagos que sumarán alrededor de US$ 430 millones.

Implica un alivio financiero para la Argentina de 2.000 millones de dólares", destacó.
Guzmán explicó que esos US$ 430 millones "no serán un anticipo de pagos, pero sí proporcionales a cuenta del capital".

El primer desembolso se haría el 31 de julio próximo y el resto el próximo año, siempre a cuenta de capital, dijo.

El ministro reconoció que pagar la totalidad de la deuda con el Club de París "hubiese sido un golpe a las reservas internacionales y generado más inestabilidad cambiaria y macroeconómica en general".

"Una situación de default también hubiese generado efectos desestabilizantes y de incertidumbre e imprevisibilidad, que en este contexto harían particular daño", reconoció en conferencia de prensa.

"Luego de negociaciones constructivas se llegó a un entendimiento: el país tendrá tiempo hasta el 31 de marzo de 2022 para resolver la deuda con Club de París y a su vez se continuarán haciendo esfuerzos para llegar a un acuerdo con el FMI, por el stock de deuda de US$ 45.000 millones que tomó el gobierno de Cambiemos, y no fue para aumentar la capacidad productiva", disparó Guzmán.

Sobre los desembolsos al Club de París, insistió en que "no hay un anticipo, sino un esquema de pagos proporcionales. Se están definiendo las fechas y el primero posiblemente sea el 31 de julio, y el próximo el año próximo".

Guzmán destacó que "se logró un puente de tiempo hasta marzo 2022", que implica un alivio financiero para la Argentina de 2.000 millones de dólares hasta esa fecha.