El Gobierno oficializó las designaciones de los nuevos jefes de las cuatro fuerzas de Seguridad, que se harán cargo de la Policía Federal y la de Seguridad Aeroportuaria, la Gendarmería y la Prefectura Naval.

A través de los decretos 10, 11, 12 y 13, publicados este sábado en el Boletín Oficial, la ministra de Seguridad puso en funciones a los flamantes titulares de las cuatro fuerzas.

El comisario general Juan Carlos Hernández pasó a ser el jefe de la Policía Federal para suceder a Néstor Roncaglia: está secundado por Osvaldo Rubén Mato como subjefe.

En tanto, Mario Rubén Farinon se hizo cargo de la Prefectura Naval en reemplazo de Eduardo Scarzelo y está acompañado por Jorge Raúl Bono como número dos.

A su vez, la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) tiene como nuevo jefe a José Alejandro Glinski, quien sucede a Alejandro Itzcovich.

Finalmente, la Gendarmería Nacional pasó a estar comandada por Andrés Severino, que tiene como subjefe a Javier Alberto Lapalma y reemplaza a Gerardo Otero.

Esta última fuerza será eje de debate, ya que la ministra de Seguridad anticipó que pretende realizar "una revisión técnica" de la pericia realizada en el marco de la causa que investiga la muerte del titular de la Unidad Fiscal AMIA Alberto Nisman.

"Los jefes salientes nos habían presentado ya los pedidos de retiro. Fueron jefes que acompañaron la gestión anterior de gobierno durante cuatro años, eso implica un cierto desgaste y también acompañar una cierta orientación de la política de seguridad que se va a modificar, que ya se está modificando", había explicado Frederic el pasado viernes.

En una conferencia de prensa en la Casa Rosada, la funcionaria nacional había añadido: "Nos parece importante contar con jefes que le pongan su impronta a las fuerzas, en línea con las orientaciones que tiene esta gestión".

Fuente: El Destape