Por intermedio de diferentes carteles colocados en los peajes, las empresas concesionarias de las autopistas comunicaron a los usuarios del nuevo acuerdo firmado con el gobierno de Mauricio Macri que las exime de la obligación de levantar las barreras cuando haya congestiones de tránsito.

Si bien la modificación de la normativa entró en vigencia el pasado 23 de enero, acorde a la renegociación de las concesiones, la medida comenzó a aplicarse durante estos días y generará un dolor de cabeza para los miles de automovilistas que utilizan las autopistas, en especial durante los horarios picos.    

El gobierno quitó la obligación de abrir los peajes en casos de embotellamiento

"A partir del 23 de enero entra en vigencia el punto 4.4 del Acuerdo Integral de Renegociación, a partir del cual quedan dadas las condiciones para dejar sin efecto la obligación de levantamiento de las barreras por tiempos de espera en las estaciones de peaje", dicen los carteles pegados en varios peajes.

El mes pasado, los peajes del Acceso Oeste y la Panamericana aumentaron un 33 por ciento en promedio, aunque por las modificaciones introducidas en las franjas horarias en algunos casos las subas llegaron al 89,2 por ciento.

En las autopistas porteñas los peajes subieron en enero hasta 34,9 por ciento para los autos livianos y 66 por ciento en el caso de las motocicletas. Con las nuevas tarifas de la 25 de Mayo y Perito Moreno los automóviles pasaron a pagar 60 pesos en horario no pico y 85 pesos en las horas de mayor congestión.