El Director Nacional de Asistencia a la Víctima del INADI, Demian Zayat, sostuvo en una entrevista radial que las denuncias “fueron dándose distintos tipos de discriminación, días antes del aislamiento, hubo casos de discriminación contra personas de origen asiático, luego extranjeros en general, los médicos, después casos de personas que les dio positivo el test de covid-19 o ya tenían coronavirus”.

En diálogo con Radio Provincia, el funcionario expresó que “es una situación complicada para las personas ya salir a trabajar, o tener el virus, y sumarle la discriminación, es sumarle cuestiones de violencia y esto tiene un efecto negativo para todos. Además, empezaron a conocerse situaciones de personas que tenían un síntoma que no los daba a conocer, no se trate por miedo a que le digan algo”.

 Zayat puntualizó que “cuando comenzamos a trabajar de manera remota, vimos que teníamos más consultas que el año pasado y el conjunto de consultas creció un 45 %”.

“Nos siguen llegando denuncias de comercios que no dejan entrar a niños menores de edad, si va algún niño acompañando a su madre o su padre no se lo dejaba entrar y salimos con una campaña muy fuerte sobre eso porque no hay ninguna prohibición, para ello”, sostuvo el Director Nacional de Asistencia a la Víctima.

“Esto nos puede pasar a cualquiera, tenemos que entender que nadie se enferma a propósito, y no hay ningún reproche moral en eso. En la desesperación de sentir que uno se puede enfermar se empieza a apuntar al de afuera, pero si lo comienza a pensar logra deponer su actitud y ponerse en el lugar del otro”, enfatizó el funcionario del INADI.