Un momento insólito se vivió ayer, durante la ceremonia que compartieron los presidentes de Brasil y Argentina, Jair Bolsonaro y Mauricio Macri, respectivamente.

En medio de las fotos de ocasión, Bolsonaro tomó a su colega y, con su mano derecha, simuló ponerle un arma en el pecho. Macri no supo que hacer en medio de la extraña situación.

Después, en las redes sociales, los mandatarios intercambiaron mensajes de cordialidad y prometieron "trabajar juntos". El mal momento ya había pasado. Mirá el video.