“Esa muerte es responsabilidad de los capos de Télam, ¡que ni siquiera habían enviado un cronista a ver cómo salía la cosa!”, escribió el indio en su nuevo libro “Recuerdos que mienten un poco” que acaba de salir a la venta.

Mientras los trabajadores despedidos Télam resisten el embate del gobierno nacional que opera en los tribunales para revertir los fallos que ordenaron su reincorporación a la agencia, la comisión interna en la agencia de noticias se refirió a las acusaciones del artista popular.

“Las trabajadoras y los trabajadores de Télam hacemos propias las palabras de Solari, como expresamos cuando el hecho ocurrió, y responsabilizamos a la conducción periodística y al encargado del área (Daniel Capalbo, Luis Sartori, Marcos Caruso y Maximiliano Tomas) por negarse a enviar un periodista al lugar de los hechos y, sobre ese error, cometer otro mayor: publicar sin chequear información tomada de twitter”,

Los trabajadores respaldaron las expresiones del Indio sobre la “irresponsabilidad periodística de la agencia”, a cargo de Hernán Lombardi, el mismo funcionario que despidió a 357 trabajadores, cuando informó “erróneamente y sin fuente, sobre la existencia de siete muertos y decenas de heridos”.  

“En los días previos al recital que el Indio Solari ofreció en Olavarría, provincia de Buenos Aires, la noche del sábado 11 de marzo de 2017, la conducción de Télam había prohibido la cobertura de todo hecho noticioso fuera de la Ciudad de Buenos Aires” sostiene un comunicado del gremio de prensa.

Y se refiere a la información falsa sobre lo sucedido en Olavarría. “La cobertura del recital del Indio Solari fue la primera víctima. Ausente en el lugar de los hechos, la Gerencia Periodística ensayó, hacia fuera, un servicio informativo con apariencia de inmediatez. Pero no había periodista, ni fuente. Tampoco información. Así, a la 1.23 de la madrugada del domingo publicó un “anticipo” a los medios de todo el país:“Hay siete muertos y decenas de heridos por una avalancha en el recital del Indio Solari en Olavarría”.

“En el desconcierto generado por Télam aquella madrugada, una mujer salió desesperada a la ruta y falleció en un accidente”, relató la Comisión Interna.

“Yo estaba hecho mierda, no quería salir de la habitación. Pero Virginia me convenció. Los músicos necesitan estar con vos, me decía y tenía razón. Igual fue medio un velorio, inevitablemente. Dos tipos que te habían ido a ver se habían muerto”, relata Solari en su libro de memorias. “Ahora, esa señora que se mató en la ruta porque salió a los pedos al escuchar que Télam hablaba de avalanchas y apuñalados múltiples... esa muerte es responsabilidad de los capos de Télam ¡Que ni siquiera habían enviado un cronista a ver cómo salía la cosa!”, recordó el líder de los Fundamentalistas del Aire Acondicionado en sus memorias.

Durante esa noche, y al día siguiente, las cadenas de medios privados, como Clarín, C5N y La Nación, replicaron la información falsa de la cantidad de muertos y el escenario de caos que reflejaban en sus noticias sin haber corroborado las fuentes.