En la presentación se los imputa por los delitos de espionaje ilegal e incumplimiento de los deberes de funcionario público, ya que la ley que rige el funcionamiento de la AFI prohíbe expresamente “obtener información, producir inteligencia o almacenar datos sobre personas” por su “opinión política, adhesión o pertenencia a organizaciones partidarias”.

El Instituto Patria ofreció las pruebas del espionaje que se realizaba frente al edificio ubicado en Rodríguez Peña 80, compuesta por las filmaciones de las cámaras de seguridad y diversos testimonios. Además, pidió que se cite a declaración indagatoria a los ocupantes de los vehículos identificados, que reconocieron ser agentes de la AFI.

La denuncia fue sorteada y recayó en el juzgado de Martínez de Giorgi y será instruida por el fiscal Delgado.