A pesar del intento de Juntos por el Cambio de querer correr al juez federal de Lomas de Zamora, Juan Pablo Augé, de la causa que investiga el espionaje ilegal durante el gobierno de Mauricio Macri, el magistrado defendió su competencia y rechazó deshacerse del mayor tramo de la causa que tramita en su juzgado.

De esta forma, el magistrado respondió por la negativa al pedido de la Cámara Federal de Comodoro Py que reclama que se envíe el expediente al edificio de Retiro con el argumento de que la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) queda en CABA y que la mayor parte de los delitos se cometieron en el distrito porteño.

Entre los fundamentos, Augé defendió su competencia y sostuvo que la banda integrada por agentes regulares e irregulares de la AFI operó en todo el país, en especial en el conurbano bonaerense, por lo que no corresponde dividir la causa ni enviarla a Comodoro Py.

Según la investigación, hubo espionaje en el penal de Ezeiza, en la casa de Florencia Macri en San isidro, en las marchas de las organizaciones sociales en el conurbano e incluso la base de los espías quedaba en Villa Martelli, del otro lado de la General Paz. El próximo paso estará en la Cámara Federal de La Plata y finalmente decidirá la Cámara de Casación.

En Lomas de Zamora, con la instrucción de los fiscales Cecilia Incardona y Santiago Eyerhabide, se investigan el espionaje al Instituto Patria, la forma en la que escucharon y siguieron a los presos del penal de Ezeiza, de Marcos Paz y otras cárceles bonaerenses, las fotos que le sacaron a la hermana de Mauricio Macri, Florencia, y su pareja Salvatore Pica, en San Isidro; los seguimientos a Pablo y Hugo Moyano, en Avellaneda y Lomas, los informes ilegales que hicieron agentes sobre movimientos sociales en La Matanza, Quilmes, Morón y muchos otros distritos del conurbano. Sobre esa base, Augé afirma que “los casos no son escindibles”, que dividir los expedientes le quita poder a la investigación.

“Advertimos que no se podrían separar y desguazar los hechos para que sean investigados y juzgados en jurisdicciones diferentes, ya que eso implicaría necesariamente debilitar el caso de la fiscalía y a la vez promovería no sólo la posibilidad de decisiones contradictorias, sino a la vez la posibilidad de doble juzgamiento, en tanto son muchos los imputados que coinciden en uno y otro”, reveló Página 12 que accedió al fallo.

Los pasos de la disputa parecen seguir un sendero previsible. Comodoro Py pelea para sacar la causa de Lomas de Zamora, traerla al fuero federal con contactos estrechos con Cambiemos y así empantanar la investigación.

Del otro lado, en Lomas de Zamora defienden su competencia porque es un expediente que se inició y avanzó allí. Resta la decisión de la Cámara de La Plata, que de darle la razón a Auge-Incardona-Eyerhabide, quedará planteada la disputa entre las dos cámaras, la de Comodoro Py y la de La Plata. El órgano por encima de ambas cámaras es la Casación y habrá que ver qué sala del máximo tribunal penal es la encargada de laudar.