Horas despues de que se conociera el rechazo al pedido de detención que pesaba sobre el secretario adjunto del Sindicato de Camioneros, Pablo Moyano, el juez de Avellaneda Luis Carzoglio, brindó una improvisada conferencia de prensa en donde denuncio aprietes y amenazas, apuntó contra Clarín y La Nación y dejó entreveer que el procurador de la Provincia operó en su contra. 

Referiendose a su persona, Carzoglio señaló; "Este juez es imparcial en un 100% no se ah dejado llevar por las presiones de las partes". En la misma línea, lanzó; "Tampoco se dejó presionar por la campaña de prensa lleva a cabo por el Grupo Clarín y La Nación", y acusó a los dos medios de realizarle "carpetazos" en su contra.

En ese sentido, apuntó contra el Procuración bonaerense, Julio Marcelo Conte Grand, a raíz de la información sobre su persona que se difundió durante el último fin de semana. “Los datos ciertos, únicamente pueden haber salido de la Procuración General de la Provincia de Buenos Aires. Sepan traducir”. 

Además, culpó "al personal de la Fiscalía General de Cámara de Lomas de Zamora" por la filtración de la resolución que benefició a Pablo Moyano. 

Antes de finalizar, Carzoglio agregó que su conyuge "recibio dos llamados telefonicos a las 11:10 y 11:30 de la mañana amenazandola de muerte, a ella y a mí", explicó que en los llamados "hicieron alusión a los problemas fisicos que padece", la esposa del juez.