El diputado del PRO miembro del Consejo de la Magistratura, Pablo Tonelli, junto a otros legisladores de su bancada, avanzan en su intento de destituir al juez del Tribunal Oral 29 de la Capital Federal, Juan Ramos Padilla, padre del magistrado federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla. 

La avanzada contra el magristrado surgió a partir de una denuncia que cuestiona una serie de opiniones del juez en redes sociales en contra de otros jueces, políticos y periodistas. En concreto se trata de 56 tuits que incluyen un apoyo a un mensaje del ex jefe de Gabinete, Aníbal Fernández. 

Para justificar la presentación contra Ramos Padilla frente al Consejo de la Magistratura se apoyó en la ley 24.937, que establece que los jueces pueden ser sancionados por la Magistratura debido a “las faltas a la consideración y el respeto debido a otros magistrados”. Las sanciones pueden ser una advertencia, un apercibimiento o una multa de hasta el treinta por ciento de sus haberes.

En consecuencia, el diputado del Frente de Todos, Leopoldo Moreau, aseguró que este martes "el macrismo residual en el Consejo de la Magistratura quiere sancionar a un juez intachable y de un enorme compromiso con la democracia". Para cerrar el mensaje, escribió: "Es una venganza de Macri. Mi solidaridad con @jramospadilla", concluyó Moreau. 

En respuesta, el magistrado aseguró que  “El diputado y miembro del Consejo de la Magistratura, Tonelli, nuevamente intentará destituirme, por criticar al neoliberalismo. No me asusta, ni me intimida. Seguiré ejerciendo mi libertad, y denunciando a los corruptos”, expresó el propio Juan Ramos Padilla.

En tanto, hizo votos para que “Tonelli y sus secuaces no hagan trampa, como hicieron con Eduardo Freiler”. 

“Igual me alegra que hace tres años que estén con ese tema. Reitero mis críticas a los jueces que obedecen a los grandes medios, seguirán tan firmes como siempre”, ratificó el magistrado.

Antes de terminar, fue contundente; “no le temo al juicio político. Seguiré denunciando a los jueces obedientes de Clarín y de los capitales concentrados. Me importa mi pueblo, no mi cargo”, concluyó.