El polémico video con el que el presidente Mauricio Macri dio a conocer las medidas de "alivio" generó el repudio generalizado en las redes sociales. Frente al aluvión de críticas, uno de los asesores de comunicación del mandatario, Julián Gallo, salió a justificar su decisión a través de una columna.

"El intercambio entre el Presidente y la familia anfitriona fue grabado como siempre con un teléfono celular, sin micrófonos ni luces. En el archivo de videos en su Facebook puede comprobarse retrospectivamente que siempre fueron registrados de esa manera", argumentó en el portal ultraoficialista Infobae.

"Las interacciones entre seres humanos siempre incluyen algún tipo de puesta en escena" y que cada uno de "los encuentros están organizados sin que eso les reste autenticidad: un cumpleaños es genuino aunque se apaguen las luces al soplar las velitas (lo que es una puesta en escena)". Nada dijo sobre la familia que recibió esta vez al presidente, que no es la primera vez que es utilizada para un montaje presidencial. 

"Como en todo acto de comunicación no es el que da el mensaje el que determina el éxito sino quién lo recibe", reflexionó el asesor, y criticó las interpretaciones de "algunos especialistas que dan a entender que por ser distinto a lo que supuestamente el público esperaba ver en estas circunstancias, el encuentro de Macri fue engañoso".