Tras la histórica difusión del presupuesto de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) –medida establecida por el presidente Alberto Fernández-, Cristina Caamaño, titular de ese organismo, reveló que los gastos de la gestión de Macri en 2019 fueron 14 veces superiores a los actuales. El año pasado se usaron 1.121 millones de pesos para operaciones secretas, mientras que "este año llevan gastados sólo 83 millones", dijo en una entrevista.

En este marco, adelantó que prepara "varias denuncias" para cuando se retome la actividad judicial. "El año pasado se usaron 1.121 millones de pesos en gastos reservados, gastos sin liquidar, sin decir a qué corresponden, sin que se sepa adónde fueron. Nosotros llevamos gastados sólo 83 millones en gastos reservados, dedicados a operaciones de inteligencia, principalmente antiterrorista e incluso vinculadas a la covid-19. Eso le da a usted una idea de lo que anteriormente se llevaron a no sé dónde o usaron en no sabemos qué", manifestó la funcionaria.

Detalló que "gran parte del presupuestos de la AFI fue secreto" durante el gobierno de Cambiemos y que se pasaron "como gastos reservados cuentas de luz o de nafta". Tras su llegada al organismo aseguró que bancarizaron los sueldos de los agentes y blanquearon los fondos reservados, como medidas en pos de la transparencia.
"Hemos logrado terminar con la promiscuidad de mezclar a la AFI con la Justicia y con las operaciones judiciales", enfatizó.

Fuente: Política Argentina, Página 12