Ante el pedido de certeza que la vicepresidenta envió a la Corte Suprema en el marco de una posible aprobación del proyecto que busca grabar a las altas fortunas, este jueves el bloque del macrismo en el Senado de la Nación anunció que rechaza la acción de Cristina Kirchner, y exige sesionar en el recinto como manda la Constitución. 

La presentación judicial que hiciera la presidenta del Senado, se inscribe en el contexto de aislamiento y cuarentena obligatoria que dictó el gobierno Nacional. Un gran número de legisladores se encuentra en sus provincias, con los vuelos de cabotaje suspendidos. Además de que muchos forman parte del grupo de riesgo del Covid-19, lo que les dificulta aún más su viaje hacia la Ciudad.  

El proyecto del oficialismo busca tratar la creación de un nuevo impuesto, por única vez, a las grandes fortunas en el marco de la emergencia sanitaria y económica que generó la pandemia de coronavirus. Y busca evitar planteos de inconstitucionalidad a partir de la realización de una sesión atípica, fuera del recinto, en medio de la cuerentena.

El rechazo lleva la firma de los senadores Luis Naidenoff y Humberto Schiavoni, advierte que en el interbloque de Juntos por el Cambio existe unanimidad y no consideran que exista "gravedad institucional".

"No se verifican en la realidad circunstancias objetivas que permitan afirmar que el Congreso se encuentra imposibilitado de funcionar” indica la misiva del macrismo a pesar de la cuarentena impuesta por el gobierno nacional para intentar ralentizar el avance del coronavirus Covid-19. Desde Juntos por el Cambio dicen no compartir la afirmación de Cristina de que no pueda sesionar el Senado de manera presencial y aseguraron que “tanto el personal de la salud, como de seguridad o los empleados de los supermercados, entre muchos otros, sí continúen haciendo su trabajo”.