En el anuncio desde la Quinta de Olivos, donde el presidente Alberto Fernández anunció la continuidad de la cuarentena sin cambios hasta el 16 de agosto, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, tuvo un gesto importante hacia su par porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Luego de agradecerle a “Alberto por haber creado este espacio con todos los gobernadores y principalmente con el Jefe de Gobierno”, Axel Kicillof valoró el trabajo en conjunto con Larreta porque “a que a pesar de las diferencias que nos separan en lo partidario hemos podido avanzar con políticas y nos hemos podido dedicar a cuidar a la gente y su salud” y detalló: “El AMBA es una sola región sanitaria, por eso no hay forma de que nos dividan o nos hagan pelear, el virus cruza la Gral. Paz cuando quiere”.

En esa línea, el gobernador le dedicó un párrafo al ala dura de Juntos por el Cambio, sin responsabilidad de gestión, que impulsa una división entre las tres patas del Estado que se implementó para dar respuesta a la pandemia, al advertir: “No traten de politizar la pandemia porque estamos mostrando que ese es el camino equivocado. Estamos trabajando para que de uno y otro lado de la Gral. Paz no se generen problemas gravísimos”.

En otra parte de su discurso, el gobernador resaltó que “pudimos evitar el colapso sanitario, gracias a la cuarentena que nos dio el tiempo para ampliar nuestro sistema de salud y hoy no estar lamentando imágenes desoladoras que vimos en otras partes del mundo”.

Para reforzar su argumento, el gobernador informó sobre el aumento de la disponibilidad de camas de terapia intensiva, donde la provincia de Buenos Aire pasó de tener 883 camas, en diciembre del año pasado, a 1130 plazas en la actualidad. “Todo esto era imposible si no contábamos con el tiempo” afirmó de manera contundente.

Además, el Gobernador ponderó el “trabajo que hicimos con los 135 intendentes, porque el oficialismo y la oposición pudimos avanzar unidos” y aseveró que los resultados logrados “fueron principalmente por el enorme sacrificio y conciencia de los 17 millones de bonaerenses”.

Por último, el mandatario bonaerense le habló a la sociedad, a quien dijo que “entiende su cansancio y su angustia”, para afirmar que “hoy no podemos elegir si tener la pandemia o no, lo que sí podemos elegir es si como sociedad y Estado vamos a hacer algo contra la pandemia, y así venimos haciendo en el país y en la Provincia, protegernos y trabajar colectivamente. Falta menos. No bajemos los brazos ahora. Sigamos cuidándonos”.