Gonzalo Calvo, el secretario de Articulación de Políticas Sociales del Ministerio de Desarrollo Social que autorizó la compra de azúcar y aceite a valores por encima de los "precios testigo" fijados por la Sigen, fue corrido de sus funciones por orden del ministro Daniel Arroyo. 

Se trata del del funcionario que causó polémica y expuso a Arroyo a fuertes cuestionamientos de la opinión pública, y lo llevó a tener que darle explicaciones al presidente Alberto Fernández, quien le dio la orden de corregir la situación.

El secretario de Articulación de Políticas Sociales, Gonzalo Calvo
El secretario de Articulación de Políticas Sociales, Gonzalo Calvo