El Ministerio de Seguridad de la Nación le transmitió al Gobierno porteño la necesidad de “reforzar las acciones de control” tras haber recibido varias denuncias vinculadas al incumplimiento en la Ciudad de Buenos Aires de las medidas dispuestas por el Decreto de Necesidad y Urgencia 241/2021, firmado por el presidente Alberto Fernández, para mitigar los contagios de coronavirus en el marco de la segunda ola.

Al respecto, Gabriel Fuks, secretario de articulación federal de Seguridad del ministerio a cargo de Sabina Frederic, confirmó que enviaron "una nota a la Secretaría de Justicia y Seguridad porteña por el incumplimiento del DNU en los locales gastronómicos de la Ciudad” y aclaró que no elevaron una nota a las escuelas porteñas.

En declaraciones a radio La Red, Fuks señaló que desde el Ministerio de Seguridad de la Nación “le envió a Marcelo D'Alessandro -secretario de Justicia y Seguridad de la Ciudad- una nota porque hay cero cumplimiento de algunas normas en la ciudad de Buenos Aires, donde los bares adentro están llenos y el DNU dice que no tienen que tener gente en el interior”.

“Está muy bien el control de la nocturnidad, pero hay otros temas que no vemos que haya controles en la Ciudad”, sostuvo el funcionario nacional que reclamó al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que “la Policía de la Ciudad tiene que intervenir, de la misma manera que la Agencia Gubernamental de Control”.

Sobre la relación entre los ministerios de Seguridad de Nación y Ciudad, Fuks manifestó que con D'Alessandro hablan "todos los días". "No estamos en dos trincheras disparándonos”, graficó el funcionario de la Nación.

Fuks contrapuso la situación en la ciudad con lo que sucedió en la provincia de Buenos Aires, gobernada por Axel Kicillof, en la que al inicio de la aplicación de las medidas de restricción “hubo casos similares, pero pudieron actuar las fuerzas federales y se controló la situación, respetando lo que dictamina el DNU” respecto a la presencia de gente en los bares.

Sobre los operativos para intervenir y evitar que se realicen fiestas sociales clandestinas, manifestó que “hubo respuestas en la Ciudad y la Provincia”.

En ese marco, desde el Ministerio de Seguridad de Nación se precisó que se envió dicha nota por la existencia de diversas denuncias referidas al incumplimiento de lo establecido en el DNU, que limitó la circulación entre las 20 y las 6 de cada día, entre otras medidas.

Según se indicó, “del análisis de las denuncias recibidas en la línea 134 (perteneciente al Ministerio de Seguridad) durante las primeras 72 horas de entrada en vigencia del DNU, los temas más recurrentes refieren a comercios abiertos fuera del horario habilitado, locales de comida con personas que consumen en el interior del lugar, realización de fiestas clandestina y centros de entrenamiento abiertos que funcionan en espacios cerrados”.