El Ministerio de Trabajo dictó este viernes por la tarde la conciliación obligatoria por un período hábil de 10 días a partir de la 0 hora del lunes que viene en el conflicto que mantienen la Unión Tranviarios Automotor (UTA) y las empresas de corta distancia por reclamos salariales. De ese modo quedó suspendido el paro de colectivos de corta distancia.

La UTA había convocado a un paro de 24 horas para el lunes 26 de abril y estaba previsto que fuese acatado a nivel nacional, pero quedó suspendido según confirmaron las fuentes del Ministerio de Trabajo y de la organización que lidera Roberto Fernández.

El paro también se funda en que "los trabajadores del Área Metropolitana de Buenos Aires, como los del interior del país, no han sido incluidos en un plan de vacunación contra el Covid-19".

En el comunicado se puntualiza que el anuncio de la medida de fuerza a cumplirse por todos los choferes de corta distancia en el ámbito nacional.

"Es porque tras largos meses de audiencias sin resultados no nos han dado respuestas a los pedidos salariales", dijo el sindicato.

"Exigimos que tanto las autoridades del Ministerio de Transporte como los empresarios sepan que el conflicto salarial no se resuelve sin sensibilidad social y justicia social que las actuales circunstancias demandan", añadió el texto firmado por Fernández.

Fuente: Minuto Uno