Al comparar con el drama de la pandemia, se puede tomar dimensión de lo que fueron las políticas de ajuste de Mauricio Macri. En 2019, el gobierno de Juntos por el Cambio aumentó la pobreza en 3,7 millones. Durante la pandemia, se crearon 2,9 millones de pobres nuevos. Conclusión: el último año macrista fue más devastador que el coronavirus. 

En términos de indigencia, el indicador pasó del 4,9% (2.180.230 personas) en el primer semestre de 2018 al 7,7% en el mismo periodo de 2019 (3.460.280). Desde ese momento, el porcentaje se elevó hasta el 10,5% actual (4.764.560  personas). En ambos segmentos temporales, la indigencia aumentó 2,8 puntos porcentuales.

Desde una retrospectiva más amplia, el índice de pobreza creció 16,3 puntos en los últimos tres años. En el segundo semestre de 2017 se registró un 25,7%, mientras que en 2020 llegó al 42%. El número se explica en un dato estremecedor: en 36 meses, cerca de 7,7 millones personas ingresaron en la pobreza, dentro de las cuales más de 4,7 millones pasaron a sufrir la indigencia.

Los indicadores son contundentes: la pandemia de coronavirus implica un drama social por la pérdida de puestos de trabajo y la caída de millones de personas en la pobreza y la indigencia. Ahora, el macrismo, con sus políticas económicas tuvo resultados similares o peores.