El periodista Daniel Santoro estuvo vinculado a una red que se dedicaba a hacer operaciones de inteligencia, como denunció el juez Alejo Ramos Padilla  ante el Congres Nacional. Santoro es una de las plumas más destacadas del Grupo Clarín. Se investiga si su vínculo con Marcelo D'Alessio incluyó la comisión de delitos. 

En una charla con Perfil, Santoro intentó limpiar su nombre, aunque sin suerte. "A D’Alessio lo conocí a fines de 2016. Me lo presentó un periodista de Policiales de Clarín. D’Alessio conoce a más de veinte periodistas. No los voy a nombrar, porque hoy es como la mancha venenosa", contó. E insistió: "El tipo sabe de narcotráfico". Santoro presentaba al falso abogado como un especialista en la temática. 

"Es una persona muy educada, muy agradable. Así logró ganar mi confianza. Esa fue mi imprudencia, haber dejado que se metiera en mi entorno de amistad y familiar", siguió Santoro en una increíble entrevista. En la charla, el periodista dijo que nunca sospechó de la fortuna de D'Alessio, la fuente que se convirtió en amigo: "También fue mi error no haber hecho una investigación y demás porque aparece en un montón de empresas que yo desconocía".

Además, Santoro reconoció que presentó al fiscal Carlos Stornelli con D'Alessio: "Ahora creo que fue una imprudencia haberlo hecho, pero lo que hizo Stornelli fue escucharlo a D’Alessio, tomarle testimonio, mandar una parte a sorteo e incorporar una parte a la causa de los buques con gas natural líquido". 

Entre tantos temas, el periodista negó haber hecho inteligencia para D'Alessio sobre sus compañeros de Animales Sueltos, como Alejandro Fantino y Romina Manguel. El juez Padilla encontró una carpeta en el allanamiento a D'Alessio sobre esos dos periodistas, con información brindada por Santoro. La propia Manguel dudó sobre el rol que pudo haber desempeñado su colega.