El Partido Justicialista bonaerense repudió al periodista ultramacrista Pablo Sirvén, quien en una columna publicada en el diario La Nación mencionó al "africanizado conurbano", y condenó "la intencionalidad insultante, discriminadora y excluyente de un lenguaje agresivo que su emisor esgrime con fines eminentemente políticos".

El PJ provincial salió así al cruce del artículo titulado "La madre de todas las batallas", donde Sirvén califica a la provincia de Buenos Aires como "ese territorio inviable en cuyo africanizado conurbano se deciden electoralmente los destinos de la Patria". "El discurso divisionista y la violencia verbal de los cultores del odio, de nada sirven", sostuvo el histórico partido. 

"La cultura del descarte encuentra un factor vigorizante en el lenguaje de la discriminación. Las nuevas narrativas del odio hunden sus raíces en aquellas parcelas psicológicas donde el terreno es fértil para justificar los males del país", dijo el PJ en un comunicado.

"Con el advenimiento del Peronismo las minorías oligárquicas derrotadas diseñaron una pedagogía excluyente que aún perdura en algunas cavernas mediáticas, académicas, artísticas, empresariales y partidarias", agregó. 

Y añadió: "En los años electorales el arsenal semántico descalificador suele manifestarse de manera brutal, porque nada es más brutal que el insulto a la dignidad humana. Y en el fondo se libra la lucha por la dignidad humana, por el reconocimiento de derechos y la reivindicación de identidades agredidas".

Sirven es un periodista ultramacrista a quien se lo recuerda por uno de los reportajes más obsecuentes que jamás se hicieron en la historia del país. En una nota con María Eugenia Vidal, le preguntó: "¿Qué hacés si la historia te toca la puerta y dice: 'Tenés que ser presidenta argentina'?"