Un pedido de apartamiento contra el presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Carlos Rosenkrantz, cumple hoy dos meses sin resolverse. El magistrado se niega a correrse de una causa que involucra al estudio jurídico que integra su propia hija, Julia. Leyes a medida...

La presentación fue realizada por los abogados de la empresa argentina Tabacalera Sarandí en medio de conflicto con las multinacionales Phillip Morris (Massalin Particulares) y British American Tobacco (Ex Nobleza Piccardo).

Los abogados de la firma nacional, Elías Jassán, Maximiliano Rusconi y Gabriel Palmeiro, denunciaron que el magistrado no puede tomar cartas en el expediente que se encuentra en la Corte por una situación de "conflicto de intereses" ya que su hija forma parte del estudio jurídico Marval, O`Farrel & Mairal que tiene entre sus clientes a Massalin Particulares.

Pero aquel no sería el único motivo por el que se debería apartar el presidente de la Corte. La otra multinacional, British American Tobacco, está patrocinada por Alberto Tarsitano, relacionado al abogado Gabriel Bouzat, quien fuera socio de Rosenkrantz hasta que asumió como integrante de la máxima instancia judicial del país durante el gobierno de Mauricio Macri, resumió el portal especializado Negocios y Política. 

En definitiva, las dos multinacionales que movilizaron un importante lobby para que el gobierno de Macri las beneficiara impositivamente a costa de las tabacaleras nacionales, tienen un canal que conduce directamente a Rosenkrantz.