Hace una semana, el dólar blue costaba $195. Muchos inversores apostaron a la moneda en ese precio, porque no parecía haber techo. Sin embargo, lo hubo. Desde ese momento, el dólar cayó 46 pesos, acortando notablemente la brecha cambiaria. 

El spread entre el blue y el dólar oficial mayorista ya bajó más de 60 puntos, producto fundamentalmente del derrumbe del paralelo, pero también a partir de una leve aceleración en la suba de la cotización oficial (hoy en $79,35).

Ahora bien, a los valores de hoy, quien compró u$s100 a $195, ya acumula una pérdida de $4.600; quien adquirió u$s500 a $195, ya resignó $23.000; mientras quien se alzó con u$s1.000 a $195, vio disminuir su capital en $46.000. Malas noticias para los especuladores.