Durante los cuatro años que Mauricio Macri estuvo en el poder, la Unión Cívica Radical cumplió un papel de reparto en la alianza de gobierno. A pesar de su rol secundario, el radicalismo fue orgánico en el frente político y evitó hacer públicas sus críticas al ex presidente que muchos de los correligionarios compartían puertas adentro.

La derrota electoral de octubre del año pasado modificó la relación de fuerzas hacia adentro del espectro de derecha. Y por primera vez, siendo oposición, el presidente del Comité Radical y ex gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, hizo explicita su postura con respecto al ex presidente.  

En diálogo con el programa Ruleta Rusa, por radio Rock and Pop, el diputado nacional remarcó que la alianza opositora debe “renovar los liderazgos hasta que se llegue al único, que no llegará hasta las primarias de 2023”.

Y fue tajante con respecto al líder del PRO Mauricio Macri. “No tiene margen para volver a ser candidato” sostuvo. El posicionamiento del radicalismo coincide con el ala más blanda del PRO, representada por la ex gobernadora María Eugenia Vidal y el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que buscan diferenciarse del sector más afín a Mauricio Macri y que desempeña la ex Ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, a quien el propio Macri le entregó la presidencia del PRO.