La cámara de Senadores votó este miércoles dos proyectos de ley que exponen distintos intereses dentro y fuera del Congreso. En un contexto marcado por el escándalo que envuelve al senador oficialista Juan Carlos Marino, denunciado por una mujer que afirmó haber sido abusada por él hace un tiempo, se votó en principio la Ley Micaela que ya cuenta con media sanción y que dispone capacitación en cuestión de género para distintos órganos del Estado.

Sin embargo, el tema de mayor atención se mantuvo al momento de votar la ley que desregula la venta y producción de la pasta de celulosa para diarios, más conocida como Ley de Papel Prensa, que también llegó a la Cámara alta con media sanción y beneficia exclusivamente al Grupo Clarín.

La norma fue presentada por el diputado Diego Bossio y contó con el apoyo de los bloques del Frente Renovador y Argentina Federal. Solamente fue rechazada por el Frente para la Victoria y el bloque del Frente de Izquierda.

En concreto, con 45 votos a favor y 16 en contra, el Senado la convirtió finalmente en ley.

Su objetivo apunta a dejar de lado la obligación de abastecer papel prensa en el mercado local, así como también de establecer un precio regulado. Es decir, podría afectar a muchos medios del país.

Vale remarcar que la empresa Papel Prensa es la principal productora de papel de diarios. El 49 por ciento de su paquete accionario corresponde al Grupo Clarín, y el resto se reparte entre La Nación (22,49%) y el Estado Nacional (27,46% directo y 0,62% de propiedad de la agencia oficial de noticias Télam).

En este sentido, Senadores de diferente provincias, oficialistas y opositores, remarcaron el perjuicio que esta ley podría generarle para diarios del interior.

"Se perseguía el objetivo de democratizar la libertad de la palabra. La palabra publicada, la palabra impresa. Este proyecto muestra como pocas cosas qué es lo que sucede en la Argentina y qué es lo que sucede con el poder", dijo en su intervención la senadora por Unidad Ciudadana, Cristina Fernández de Kirchner.

"Hoy acá tenemos un ejercicio parlamentario de dónde está el poder real en la República Argentina", remató la ex presidenta.