El Secretario General de la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN), Julio Piumato, se encadenó a la comisaría 43 del barrio de Floresta (CABA) para pedir la liberación de Vanesa Maida, empleada judicial que fue detenida en un confuso episodio. 

Maida trabaja en el ministrio público fiscal porteño y es parte del espacio sindical que conduce Piumato. En un hecho en la vía pública, Maida habría golpeado a otra mujer, por lo cual fue detenida. 

"Es insólita que esté detenida, nadie lo entiende", afirmó Piumato, que se encadenó frente a la comisaría. "Es una violación a los derechos humanos", agregó.

"No se puede detener a una persona por un capricho de un fiscal. Es una verguenza de la Justicia", se indignó Piumato. La mujer sería liberada durante el día de hoy.