En sus últimos días como presidente, Mauricio Macri acudió una vez más a una medida que beneficia exclusivamente a la ciudad de Buenos Aires. Entre el 19 de septiembre y el 9 de diciembre de 2019, los traspasos de los inmuebles, valuados en más de 16 mil millones de pesos, se plasmaron en 31 escrituras.

La polémica maniobra, que pone de manifiesto la preferencia del macrismo por destinar recursos a la ciudad más rica del país en desmedro de las 23 provincias restantes, se conoció por un informe realizado por la Agencia de Administración de los Bienes del Estado (AABE), a quien el presidente Alberto Fernández colocó a Martín Consentino como su titular.

El proceso de transferencia de inmuebles agudizó tras las PASO y contó con un decreto de Necesidad y Urgencia firmado por Macri el 28 de octubre pasado, al día siguiente de la derrota definitiva. Allí, se habilita a "dar en pago" inmuebles del Estado Nacional a las provincias "a fin de cancelar deudas y/o afrontar compromisos de asistencia económico financiera". Parte de estas “cesiones” se hicieron justamente con el argumento del pago de compromisos de asistencia que el estado nacional se había comprometido a hacer por obras en la Ciudad. nacional.

“Estamos analizando las implicancias legales, pero hay cosas que se hicieron a las apuradas sin que hubiera ninguna situación de emergencia”, aseguró Cosentino sobre las cesiones de inmuebles en diálogo con el diario Página 12.

Según explica la periodista Victoria Ginzberg, hay 10 escrituras realizadas en el marco del Convenio del Paseo del Bajo (inmuebles cuyas valuaciones alcanzan 5.457.610.000 pesos) En el marco de los Convenios sobre Viaductos se transfieren 7 inmuebles por 8.504.140.000 pesos y en el Convenio Marco de Playas Ferroviarias, las operaciones son por 12.987.338 dólares y 16.961.616 dólares, respectivamente. Además, hay otras 18 escrituras que transfieren un instituto de menores, comisarías, cuarteles y playas judiciales, entre otros inmuebles, cuyo valor aún no se pudo definir.