Las polémicas declaraciones del presidente de la UCR de Bahía Blanca y secretario de Seguridad del municipio, Emiliano Álvarez Porte, encendieron una nueva interna en el oficialismo bonaerense. “Donde gobierna Cambiemos, quien pretenda ser precandidato no podrá compartir boleta con María Eugenia Vidal y Mauricio Macri", lanzó Alvarez Porte en dirección a un sector de su propio partido que le salió al cruce y exige internas.

En ese sentido, no tardó en llegar la concejala de la UCR, Gabriela Schieda, quien tildó a las expresiones de Álvarez Porte como "anti democráticas". En esa misma línea, desde el Espacio Pensamiento Alfonsinista emitieron un comunicado en el que cuestionaron al titular del partido por "los principios (radicales) que vemos que Álvarez Porte ha canjeado o no comprende".

Schieda es la concejala que pegó el portazo del bloque de concejales de Cambiemos en noviembre de 2018 por diferencias internas que llevaron a que sus propios colegas de bloque, "Me hayan cerrado todas las puertas para poder gestionar como concejal", señaló en aquel entonces la edil.

Álvarez Porte también sostuvo días atrás que el radicalismo bahiense "no tiene un candidato con un caudal de votos importante, tampoco un número suficiente de militantes activos para trabajar una campaña". Esto también exasperó los ánimos del sector disidente que le reprochó que "ni siquiera conoce el caudal de afiliados".