El titular de la multinacional Techint, Paolo Rocca, hoy está en el centro de la escena pública por ser un empresario despiadado, capaz de echar a 1400 trabajadores en medio de una crisis sanitaria desatada por la pandemia del coronavirus. 

Pero hace muchos años, allá por la década de los 60, Rocca militó en una organización de ultraizquierda llamada "Lotta continua" (Lucha continúa). Fue uno de los miembros destacados del grupo que buscaba abolir el capitalismo y destruir a los empresarios. ¡Quién te ha visto y quién te ve!

El dato lo reveló AGENCIA PACO URONDO a partir de una nota escrita por el antropólogo Andrés Ruggeri, que volvió sobre los pasos del dueño de una de las empresas más grandes del país. Como se sabe, ya Rocca no pelea por el final del capitalismo, sino por lograr consolidar su faceta más inhumana. 

"Paolo Rocca alguna vez fue un muchacho, y los muchachos de fines de los años 60 y principios de los 70 protagonizaron una ola de radicalidad política en la que proponían que los capitalistas no solo no deberían despedir ni ganar más o ganar menos, sino que debían ser expropiados y sus empresas colectivizadas a manos de la clase obrera. Aunque se cuida muy bien de ocultarlo, el capo máximo del grupo Techint era uno de esos jóvenes revolucionarios", aseguró el artículo.