El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, confirmó que el 1 de marzo comenzarán las clases presenciales en 17 provincias, entre ellas Buenos Aires, y que habrá un “regreso masivo” a las aulas ya que se prevé que la situación epidemiológica sea "positiva" tras el verano. 

En declaraciones a Radio Provincia indicó que “es importante dejar en claro el esfuerzo de docentes y  familias para seguir educando en casa”. “Nuestro gobierno ha priorizado la vacunación del personal de salud, de seguridad y docentes lo cual nos permite acelerar la marcha en la recuperación de la normalidad que nos arrebató la pandemia”, describió.  

En ese sentido planteó que “venimos trabajando en unidades pedagógicas y aquellos aprendizajes pendientes  los abordaremos en aulas heterogéneas porque la desigualdad se consolida en el hogar y es ahí donde tenemos un enorme desafío que nos permita en el 2020 y 2021 acreditar los saberes de los estudiantes en estos dos año”.

“Hemos promovido la presencialidad cuando era posible. No hay que confundir la temporalidad, deberíamos analizar la situación de otros países del hemisferio Sur donde no se regresó a clases por ejemplo. La presencialidad no sólo es buena para la institución sino para las familias, toda la experiencia en cuanto a protocolos y organización es muy importante”, señaló.

De cualquier modo, todavía resta saber qué pasará con el coronavirus, ya que en muchos países se registraron segundas olas muy complicadas. Igualmente, ahora hay optimismo por el avance en lo relativo a diferentes vacunas que están en investigación. Hay varias que podrían llegar a utilizarse muy pronto.