Mientras todas las encuestas lo muestran en caída libre, el expresidente Mauricio Macri reapareció luego de varios meses de silencio para anunciar un partido de fútbol a beneficio desde su cargo de titular de la fundación FIFA. 

"Nuestro objetivo es desarrollar y apoyar a una sociedad que pueda ofrecer un equilibro en cuanto a la prevención de este tipo de enfermedades y la vida futura, y al mismo tiempo, crear un entorno en el que la sostenibilidad pueda prosperar verdaderamente", manifestó Macri al sitio de la FIFA.

Macri fue elegido presidente ejecutivo de la Fundación FIFA el 28 de enero de este año. El anuncio fue sorpresivo y varios actores del fútbol nacional elevaron su voz para mostrarse en contra de esta decisión.

"La Fundación FIFA involucrará no solo a la comunidad futbolística mundial, sino también a otras partes interesadas, desde organizaciones no gubernamentales hasta otras fundaciones, pasando por el sector privado y los gobiernos, a fin de garantizar que esta iniciativa sea una ayuda significativa para quienes están a la vanguardia de la investigación en la lucha contra la Covid-19", destacó el ingeniero.

El anuncio muestra a Macri en otra realidad, muy alejado de la política nacional, donde las encuestas lo muestran muy desdibujado. De hecho, un estudio reciente publicado por su ex aliado Clarín reflejó que el ex mandatario sacaría sólo el 21% de los votos si las elecciones presidenciales fueran hoy. Además, la Justicia empezó a investigar muchos aspectos de la gestión amarilla, como los negociados en el Correo Argentina o los peajes. 

¿Final de ciclo? Muchos dirigentes de Cambiemos empiezan a ver con buenos ojos que Macri se enfoque en su rol en la FIFA y deje crecer otros liderazgos en la derecha argentina, como María Eugenia Vidal u Horacio Rodríguez Larreta, entre otros.