De vacaciones. El presidente saliente Mauricio Macri volvió a disfrutar de lo que más le gusta: se tomará unos días en medio del intenso debate político que se vive en el país por la posible sanción de un ambicioso paquete de medidas económicas. Muchos macristas llaman a resistir lo que entienden puede ser el "final del Estado de Derecho". 

Sin embargo, Macri está en otra. Viajó a Qatar para ver la final del mundial de clubes, que enfrentará a Flamengo con el Liverpool. Según trascendió, después de ese paseo el ex mandatario volverá al país para encarar un fin de año muy relajado, alejado de la política. Se espera que pase Navidad y fin de año en la Patagonia. 

Por lo visto, el dirigente de Cambiemos no se hace mucho problema con la difícil situación que su gobierno dejó al país. Pobreza y desempleo récord, deuda impagable, actividad económica en picada. Despreocupado, Macri prefiere mirar fútbol...