El presidente de la Cámara del Juguete, Emanuel Poletto, aseguró que las ventas por Navidad fueron "algo superiores" al año pasado, a pesar de la pandemia y la profunda crisis económica a nivel global por el impacto del coronavirus. Asimismo, destacó que hubo una suba en la venta de productos de fabricación nacional. 

En declaraciones radiales, Poletto sostuvo que el resultado de las ventas "superaron las expectativas" del sector, uno de los más golpeados por la crisis que obligó a mantener cerrados a muchos sectores considerados no esenciales. Al respecto, recalcó que "los consumidores buscaron precios y ofertas” y destacó que “hubo un gran crecimiento de los juguetes de industria nacional”.

En otro orden, contó que “los juegos para el aire libre, piletas y rodados como monopatines fueron los que más crecieron”. Asimismo destacó “el crecimiento que tuvo la venta online a lo largo del año”. “En el Día del Niño con la modalidad de take away fue más complicado. En esta Navidad, con protocolos, las jugueterías funcionaron y poder ir a la juguetería a elegir los productos es una experiencia irreemplazable”.

Asimismo, destacó que “hubo muchas ventas con Ahora 12 y Ahora 18” y destacó las “buenas expectativas para los Reyes”. 

Poletto desmintió así el informe que brindó la CAME, y que aseguró que hubo una caída general del 10,1% de las ventas para Navidad, y de 9,8% en particular para el caso de los juguetes.

La CAME explicó que "al haber reuniones más reducidas, los regalos fueron menores, además de influir el comercio ilegal y los faltantes de mercadería, especialmente de juguetes importados, que son muy buscados para niños de entre 7 y 11 años".

El informe apuntó contra el comercio callejero, al que responsabilizó por la caída en las ventas: "Todos los rubros salieron menos. Además, artículos como indumentaria, calzados, bijouterie, joyería, ropa deportiva, textil blanco o jugueterías, se vieron muy perjudicados por el comercio ilegal en la mayoría de las ciudades medianas y grandes del país, notándose sobre todo en CABA y el Conurbano, donde se desataron batallas campales entre manteros y comerciantes".

Fuente: El Destape