Huelen sangre y como los tiburones quieren morder. Los empresarios vinculados al macrismo, que son los que aportan a su campaña, están en pie de guerra contra el gobierno y apuestan al caos. Por eso desde la Asociación Empresaria Argentina, donde manda Héctor Magnetto, dueño de Clarín buscan desabastecer el mercado para generar una crisis económica. ¿Quieren un golpe institucional contra Alberto Fernández?

Ocurre que los empresarios macristas no están de acuerdo con el congelamiento de 1.500 productos, la primera medida que anunció el nuevo secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti. Los productos se congelarán hasta enero de 2022.  

En ese sentido, la Asociación Empresaria Argentina (AEA) se pronunció enérgica contra la decisión de Feletti. "La reciente resolución de la Secretaría de Comercio Interior respecto de la fijación de precios máximos es una medida muy negativa para el funcionamiento habitual de las empresas establecidas en nuestro país", embistió.

“La experiencia de Argentina y mundial es muy elocuente en cuanto a que los congelamientos de precios no resuelven el problema de inflación”, aseguraron. Esos empresarios financian al macrismo, que multiplicó por dos la inflación recibida. 

"Esta medida, al alterar significativamente la previsibilidad necesaria, desalienta la realización de inversiones productivas y la generación de nuevos empleos por parte del sector privado, que es el actor central del desarrollo económico y social", señaló la entidad. La apuesta de Magnetto es clara: busca una crisis económica que acelere el caos político.