Desde la salida de Mauricio Macri del Poder Ejecutivo se han encontrado millones de dosis de vacunas abandonadas, materiales de estudio sin uso como libros y computadores, y hasta oficinas que había contratado la ex gobernadora María Eugenia Vidal en el centro porteño. 

A esa lista ahora se suma un galpón lleno de equipos adquiridos por el Estado para el programa de Cibersalud puesto en marcha por Cristina Fernández. Pero los equipamientos se encontraban abandonados y ahora los técnicos deberán estudiar si pueden ser utilizados o ya son obsoletos.

La información publicada por Página 12, escrita por Sofía Caram, muestra lo que dejó el macrismo en materia sanitaria y que cómo las herramientas del Estado fueron destruidas.

Todos esos elementos podrían ser útiles para luchar contra la expansión del coronavirus ya qu se trata de un programa de prevención, promoción y asistencia a distancia de los usuarios del sistema de salud.

Según trascendió, los equipos nunca salieron del depósito a donde fueron encontrados en los últimos días. Ahora, todo indica que la plataforma quedó desactualizada, tras el abandono del material en el depósito del Correo Argentino, ubicado en Avenida Perón número 22, de la localidad de Tortuguitas, al norte del conurbano bonaerense.

Mientras el Gobierno de Alberto Fernández busca por todos los medios prevenir la propagación y los contagios, el programa cibersalud ayudaría a tomar contacto entre los profesionales y los afectados sin poner en riesgo otras personas.